29 de diciembre de 2014

Dear Diary VII

¡Hola a todos!

Os traigo Dear Diary VII



“Chica de 18 años parada en una habitación vacía. A su alrededor se apilan cajas”

Querido diario,

Hoy es un día muy importante. Mis amigos me han despertado en la cama de mi casa, mi antigua casa. Tenía ya todas las cosas en cajas y mi ropa esperándome junto a un caja con la que poner mi pijama. Me he lavado los dientes y los he puesto dentro de las cajas. Al salir de casa solo se oían los pitidos incansables de Carlos al volante, impaciente. Ahora que estoy aquí, me encanta. Creo que vivir con 4 personas me hará mejor, me hará menos yo. Poder ver como tienes que ser al vivir con la gente hace que te muestres a ti misma como de insufrible eras en tu casa. Solo 18, ¿muy joven quizá? Tengo preocupaciones mi querido diario, como todos. Adrián y Laia podrán vivir conmigo y con Carlos, ¿una pareja un poco rara? Me gustaría ser como todas las series americanas pero se que no será así. Mamá me ha dado unos tupperwares y estaban riquísimos. ¿Cocinaré algunas cosa que haga sentirme como en casa? Que digo...¡Esto es mi casa! Se acercan los chicos con la pintura. Espero vivir muchas aventuras con la casa que tengo, creadora de mis sueños y preocupaciones durante muchos meses. Nose si irá bien o mal. Al final todo será como tenga que ser. En el fondo seguro que irán muchas cosas mal, pero lucharé solo por hacer que funcionen. Siempre he luchado. 

Hoy me toca ir al médico por los análisis. Se que al cabo de 5 años sin cáncer, no te tienes que preocupar pero lo hago. Como me preocupo por si al poner naranja parezca un cuarto muy chillón o como me preocupo por tener que dormir con Carlos, que ronca un montón. Poder preocuparme por estas cosas hace que no me preocupe tanto por lo otro, supongo. Al final todas las preocupaciones tienen solución. Me están llamando, ¡adiós! 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...