18 de agosto de 2015

Martes de Iniciativas: Cuéntame tu historia VIII

¡Hola mis páginas!

¿Hoy con qué debemos dejar la mente al aire? Veamos que nos dijeron de escribir...

Esta vez os traemos también un tema, de corte un tanto abstracto: la Amistad. Es un tema muy recurrente en animes, series, libros, en nuestra vida diaria incluso, así que he pensado que es interesante comenzar el año con algo que suena tan bonito. Podéis escribir la historia como más os guste, hablando tanto de el inicio de una amistad, como de un final, o incluso de qué significa la amistad para vosotros (como en una redacción escolar). Lo importante es que este tema sea palpable en vuestro relato.

Por Nosotras Matamos

Moví el dedo una y otra vez, abriendo y cerrando el bolígrafo al ritmo del silencio. La voz de la profesora seguí desfilando, provocando el censacio y el sueño en mi cuerpo y, sobretodo, en mis parpados.

-¿Lorraine?-Levanté los ojos en busca de la persona que me llamaba y me incorporé con educación al ver que se trataba de la profesora. Sonrió con severidad, tragué saliva.-¿Qué debemos hacer ahora en la equación de primer grado?

Los murmullos y las risitas impregnaron la sala, todo el mundo sabía que no era buena en matemáticas. Empecé a mover la mano al aire y miré de forma estudiada la pizarra, pero no entendía ni media palabra. Escuché un susurro que no pude descifrar y paré atención. 

-Los negativos a positivos.-Volvió a susurrar Victoria con cara de pánico.

-Eh,-me aclaré la garganta.-pasamos los negativos a positivos.-La profesora alzó una ceja sorprendida y asintió mientras hacía el proceso en la pizarra. Miré a Vicky y le sonreí con felicidad.

-Empollona.-Escupió alguien a su lado, ella le miró unos segundos y volvió la vista al cuaderno.

Victoria era mi mejor amiga desde parvulario, siempre había sido mi mejor amiga desde el día que me hice pis encima y me ayudo a cambiarme de ropa a pesar de las risas de los demás. No éramos uña y carne, pero si lo suficiente como para estar buena parte del tiempo juntas y apoyarnos.

-Idiota.-Le respondí al chico que se rió con sus compañeros y volvió a los ejercicios. Los tres levantaron la cabeza y me miraron. Victoria también lo hizo, y tenía una asomo de sorpesa en su tez.-¿Qué?¿Necesitas que te lo repita, IDIOTA?-Seguí susurrando. Su cara enrojeció.

-Puta.

-Mira como tiemblo.-Me retorcí con sarcasmo y dramatismo fingido. La clase terminó y Viky me pidió ir a comer con ella, así lo hice. Abrimos nuestras taquillas y nos empezamos a reír de recuerdos que nos venían a la mente. Los pasos de los tres chicos nos despistaron, pues se detuvieron delante mío.

-Hola chicas.-Empezó Álex.-¿Por qué no hablamos de lo que ha pasado en la clase de mates?

-Paso.-Le respondí con indiferencia y Victoria asintió a mi lado.

-¿No tienes tiempo para hablar?¿Tienes que ir a chuparsela alguien?

-Seguro que la otra debe hacerselo con un profesor y así aprobar.-Continuó James, su amigo, a su lado. Vicky cerró la taquilla y se apoyó en ella sin decir nada, esperando que terminase yo para irnos.

-No, nada de eso. Vosotros si deberiáis hacerlo, como mínimo seriáis más productivos.-Les contesté.

-¿Cómo has dicho?-Se acercó el muchacho con los otros dos detrás, amenazante. Miró a Victoria y sonrió.-Tu, hazme el trabajo de historia de dentro de dos días.

-Yo, si. Vale.-Asintió mi amiga. Los chicos se giraron para irse, pero eso no se iba a quedar así.

-Hazlo tu, pedazo de mierda.-Se detuvieron y sonreí. A jugar, caballeros. Álex me miró molesto.-No te hará ningún trabajo, ni ahora ni nunca. Comprate un cerebro y hazlo tu, para variar.

-Cuidado donde te metes, chica fácil.

-Si, lo que tu digas, pero no te hará ningún trabajo.

-¿Por qué tu lo digas?-Gruñó acercándose, mientras se petaba los nudillos.

-Mejor, porqué nos da la real gana.-Ahora me crucé yo de brazos.-Sino lo entiendes, no tengo problema es esperar mientras miras el diccionario.

Y ahí fue cuando me sujetaron y Álex empezó a pegarme. Mis cosas cayeron al suelo y me retorcí, intentado soltarme. Cerré los ojos, esperando notar su puño en mi cara, cuando un ruido muerto se oyó. Abrí los parpados y vi a Victoria encima de Álex, con el puño en la cara de éste.

-Como le hagas algo más, te juro que te rebiento cada puto hueso.

Los chicos me soltaron y se acercaron a ella, y al final los cinco estábamos esperando en el pasillo, mientras oíamos los monitores hablar a voces con el director sobre nosotros. A James y el otro chico, que desconocía su nombre, les dejaron irse y tuvieron una semana en la aula de castigo. Mientras nosotros tres esperábamos, Álex decidió hablar como si nada.

-¿Por la has defendido?-Me preguntó. Alcé una ceja y me aparté con la lengua la sangre del labio.

-Es mi mejor amiga.

-¿Y tu?-Preguntó a Vicky.

-Es mi mejor amiga.

-¿Eso que tiene que ver?-Nos miramos, meditando una respuesta.

-Ella es yo en otro cuerpo. Ella es una hermana que no es de sangre. 

-Por nosotras...-nos miramos de nuevo y hablamos a la vez.

-Matamos.




Bueno, no estoy muy satisfecha, pero tampoco lo odio. ¿Qué os parece?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...